Arequito: clima tenso luego del clásico | CasildaPlus.com
*/ennoticias/Arequito-clima-tenso-luego-del-clasico-20170811-0006.html*
*/casildaplus/contenidos/2017/08/11/noticia_0006.html*

Arequito: clima tenso luego del clásico

Ambas partes entienden que se traspasó un límite y que los enfrentamientos callejeros entre simpatizantes de Belgrano y 9 de Julio van más allá de los colores

El domingo pasado, Arequito vivió una triste jornada luego de lo que fue la fiesta deportiva en el choque entre 9 de Julio y Belgrano. Algunas horas más tarde, un numeroso grupo de jóvenes se citó frente al Ferroclub y todo culminó con una batahola bochornosa. Heridos de ambas partes y golpes de puños, formaron parte de un combo que los dirigentes no quieren que se vuelva a repetir.

Para Lucas Makianich, presidente del Azul, las peleas van más allá de los colores que cada uno defiende. Como hombre que conoce el pueblo, afirmó ver malos hábitos en la juventud que los llevan a perder la cabeza. Al mismo tiempo, dijo creer que la rivalidad se reavivó a comienzos del 2008, cuando ambas instituciones emprendieron mejoras edilicias, aunque en el caso del Pulgón hubo aportes estatales.

Makianich, presidente de Belgrano.

La máxima autoridad de Belgrano ya sufrió en carne propia lo que es quedar en el medio de los enfrentamientos. En 2013, cuando la vereda de enfrente volvió a gritar campeón, un grupo de desenfrenados hinchas de 9 de Julio, ingresaron a su domicilio particular y luego de un forcejeo, provocaron una caída que derivó en una quebradura de muñeca. “Después de ese hecho me alejé de la institución y estuve varios años sin pisar el predio. No estaba dispuesto a arriesgar mi vida simplemente por defender un color. Me parecía una locura”, añadió.

Otra situación que destacó Makianich, fue un cruce de hurtos que hubo en el último tiempo. En primer término, faltó una bandera del club Belgrano, que gracias a la intervención de los directivos del Pulgón fue devuelta a su origen. Sin embargo, posteriormente se denunció la faltante de un trapo de 80 metros perteneciente a la institución verde y blanca. Ese episodio generó un clima espeso, nadie se hizo cargo y habría sido la gota de derramó el vaso y que culminó con la batalla campal del domingo anterior.

Por su parte, Daniel Tica, integrante de la comisión del 9 de Julio, soslayó: “No podemos tener injerencia sobre los hechos que suceden en la calle. Me parece que eso no nos compete. Sí es necesario una reunión entre todas las partes involucradas”.  Al mismo tiempo recordó que hubo sanciones para los responsables del robo de la bandera de Belgrano.

El domingo pasado, más de cien personas se vieron involucradas en un hecho triste. Varios de ellos fueron trasladados al hospital con heridas cortantes y la policía no pudo intervenir demasiado por los escasos efectivos con que cuenta la dependencia. Eso no fue todo, dado que a lo largo de la semana se registraron disturbios frente a los domicilios de ambos presidentes. Las familias de Lucas Makianich y Daniel Gerbaudo fueron victimas de ataques con bombas de estruendo, según pudieron confirmar sus allegados. La historia no puede volver a repetirse.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de casildaplus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo