Ver a un gato callejero no es algo muy fuera de lo común (lastimosamente), pero ver a un gato callejero con 4 orejas sin dudas sorprendería a cualquiera. Y si hay alguien que sabe de eso, es Midas, una gatita callejera de Ankara, Turquía que fue adoptada por una familia luego de que se dieran cuenta de su extraña apariencia.

Midas tiene cuatro orejas totalmente funcionales, dos más pequeñas que se ubican delante de las normales y que le dan un look único. Esta extraña mutación además ha hecho que la mandíbula de Midas no encaje bien y su lengua quede afuera, dándole un gesto simpático.

Del Instagram de midas_x24

Así que era cuestión de tiempo para que una foto de Midas llegara a las redes y se volviera viral. Su cuenta en Instagram ya superó los 134 mil seguidores y sigue sumando foto tras foto.

Un dato al paso: el nombre de esta gata influencer hace referencia a sus particulares orejas, ya que el rey Midas suele representarse con grandes orejas de asno en la mitología griega porque el dios Apolo lo castigó después de que no votara por el en una competición musical.

Del Instagram de midas_x24