A raíz de una solicitud del Gobierno de Santa Fe, el ejecutivo nacional autorizó la reapertura de las salas de cine en toda la bota. Noticia que se estaba esperando entre quienes son responsables de este tipo de actividad y llevaban un año completo sin ingresos. Se está terminando de definir si la capacidad de las salas será del 30% o del 50%.

Según detallaron desde el Ministerio de Trabajo de la Provincia la ocupación de los recintos se realizará a través de burbujas, con un distanciamiento de dos metros, sumado a un esquema de ventilación e higiene permanente. 

Los cines había bajado el telón justamente en marzo del año pasado, cuando comenzó la cuarentena estricta por normas sanitarias. Se calcula que la actividad  nuclea alrededor de 500 personas en toda la provincia, de los cuales la mitad trabaja en los denominados multipantalla. Durante estos doce meses, los empleados han percibido un salario de suspensión, equivalente al 75% de la remuneración.

En cuanto a la reapertura del cine local, los responsables del Libertados ya anunciaron que tienen todo preparado y están aguardando por la disponibilidad de estrenos. A comienzo de la semana entrante puede haber novedades.

Debido a que la sala es una de las más amplias del país (más de mil butacas) no habría inconvenientes que tener hasta 300 espectadores por función. En un principio sólo se habilitarán películas en 2D para evitar la utilización de los lentes que usualmente permiten apreciar cintas en tres dimensiones.