Firme y contundente. Aprendices le ganó a Adeo la primera final de la Asociación Cañadense de Básquet y se ilusiona con el ascenso. El equipo de Mariano Tagliotti fue claro dominador del partido y sacó casi 20 puntos de diferencia.

El conjunto casildense recibió al de Cañada de Gómez en Nueva Roma. Mostró superioridad del primer al último minuto del encuentro y eso lo pudo plasmar en el marcador. Ganó todos los cuartos: el primero 16 a 12, el segundo 25 a 21, el tercero 49 a 30 y el definitivo 70 a 51.

Las buenas actuaciones de varios jugadores y el juego en equipo fue lo que distinguió al conjunto de Tagliotti. El rival no encontró la forma de aplacar el buen momento de los locales.

El público acompañó de la mejor manera, alentando y reconociendo el buen juego de la Academia. Los aplausos fueron constantes para un equipo que demostró que va por el ascenso.  

El ganador de la Zona B saldrá del mejor de cinco juegos entre Aprendices y Adeo. El viernes por la noche se disputa el segundo partido y los de Tagliotti van en busca de otro paso hacia el objetivo.