El caso de la niña de apenas 8 años que se desempeña en la divisiones menores de Huracán de Chabás tomó una relevancia exorbitante y sirvió para abrir mentes. La Liga Casildense habilitó un permiso para que Cande terminará la temporada junto al resto de sus compañeros varones, pero someterá a votación su continuidad en la competencia para los siguientes dos años. 

A dos semanas de que el tema sea tratado en asamblea, la que habló con Radio Casilda fue madre, Rosana Noriega. "Está muy contenta, es una niña que se emociona fácilmente. Me dice que quiere seguir en el fútbol como sea. Sino puede jugar, quiere ser entrenadora. No le gusta otra cosa", manifestó. El apoyo para su causa fue masivo. Recibió mensajes de aliento desde distintos sectores, pero por sobre todo, de jugadoras profesionales que también tuvieron que atravesar el mismo proceso.  

El torneo de la categoría de Cande culminó hace un par de semanas, aunque el plantel sigue participando de encuentros amistosos casi todos los fines de semana. Mientras disfruta de patear la redonda, la pequeña a veces esboza mensajes angustiantes y que tocan el corazón. "A veces dice que le gustaría ser varón para que no la miren tan feo en la cancha", sostuvo su progenitora.

El año que viene, la división que integra la jugadora del Globo tendría que ser fichada por la institución y perdería el derecho a formar parte de la competencia. Sin embargo, existe la posibilidad de que se dé una prórroga hasta la edad de Categoría A. Sus padres confían en que los clubes darán el visto bueno. De lo contrario, la situación se tornaría complicada porque no hay equipos femeninos en la zona con niñas menores de 13 años.