Sapem entiende que debe mejorar las condiciones del servicio de recolección de basura. Una de las posibilidades es instalar contenedores en las calles de la ciudad. Como sucede en las metrópolis, la idea es poner este tipo de depósitos para unificar gran cantidad de basura en un mismo lugar.

Esto obligaría a modificar los recorridos y también la cantidad de veces que el camión frena en una misma cuadra. Se estima que se podrían instalar los contenedores en algunas calles como prueba y, además, establecer un recorrido diurno y más ágil.

Uno de los objetivos es proteger a los trabajadores, quienes de noche sufren las consecuencias de los peligros de moverse entre el tránsito. Esta semana, por ejemplo, se registró un episodio en el que un auto chocó a un operario, aunque por suerte solo sufrió lesiones leves.

"Está en estudio por una cuestión de seguridad. El tránsito a la mañana a veces también es complicado. Los contenedores nos van a modernizar el sistema, lo cual es necesario, y se van a restablecer los recorridos", remarcó Carlos Testa, gerente de Sapem, en Radio Casilda.