Las plazas de una ciudad son de por sí lugares neurálgicos, que llaman la atención de propios y extraños, y marcan la impronta de una población. En una semana tan trascendente como la que se atraviesa, en la cual se celebró el 207° aniversario del primer izamiento de la bandera argentina, Radio Casilda estuvo de recorrida para conocer si las insignias flamean en los mástiles. Hubo datos llamativos.

La Plaza de los Mástiles no podía fallar, y de hecho es uno de los sitios más cuidados. No sólo con la celeste y blanca sino con el resto de los países que integran el Sudamérica. También hay un manto en el patio de la Municipalidad, aunque luce bastante desteñido. Mientras que en la Plaza San Martín, flamea en lo más alto.

El busto de Belgrano reposa solo en barrio San Carlos.
El busto de Belgrano reposa solo en barrio San Carlos.

Pero las buenas noticias terminan allí. En el barrio Alberdi, la plaza principal tiene una bandera bastante maltrecha, con signos de desgaste y alguna rasgadura. En Barracas, la Plaza Simonetta exhibe en el centro de su cuadrante una mástil con la bandera de Santa Fe, pero no la Argentina.

De todas maneras, el dato más llamativo es la falta de la principal insignia patria en la Plaza Manuel Belgrano, ubicada en el barrio San Carlos. Tal cual se lee, el espacio que honra la memoria del artífice de los colores celeste y blanco, tiene un mástil "pelado".

En una situación más preocupante se encuentra la Plaza Colón, lugar de congregación para muchos vecinos de Nueva Roma. Ni siquiera quedó el poste donde alguna vez se elevó hasta el cielo la bandera que nos representa.