El día domingo en horas de la mañana se registró un trágico accidente de tránsito en el kilómetro 754 de la Ruta Nacional 33, a pocos metros del ingreso a Pujato. En el mismo intervinieron directo dos autos y un camión que estaba estacionado en la banquina.

Como consecuencia del accidente, el chofer de taxis Horacio Castelli perdió la vida en el acto. A modo de exigir un pronto esclarecimiento, compañeros de la empresa Remises Ovidios Lagos -los amarillos- y de otras firmas del rubro, salieron a la calle a pedir justicia montando un gran bocinazo por calle Buenos Aires, en Casilda.

"Queremos pedir justicia y pedimos permiso para realizar el bocinazo y con el apoyo de Cuqui Carati lo pudimos hacer. A la cual le estoy muy agradecida", comenzó diciendo al aire de Radio Casilda, Clara Rosales, referente del servicio de radiollamada Remises Ovidios Lagos.

Además, agregó: "La muerte de Horacio Castelli no tiene que quedar en el olvido, salimos a pedir justicia, no nos vamos a quedar con esta marcha, queremos que se haga cargo quien corresponda, que se investigue. Yo creo que el accidente del domingo se pudo haber evitado con más controles".

"Nosotros sabíamos que mientras estábamos velando a Horacio, el asesino al volante, como quiero llamarlo, se estaba yendo a descansar a su casa. Nada nos va a devolver la vida de Horacio, queremos que la justicia se haga cargo y no se tape nada", expresó Rosales.

Para cerrar, la entrevistada destacó la necesidad de apostar a que aumente la inspección tanto en la vía pública urbana como en las rutas de la región. "Los controles son necesarios, debería haber más en la ruta. A nosotros nos exigen muchas cosas y está perfecto, pero que le exijan a todos", indicó.

Al ser consultada por los pasos a seguir luego de esta manifestación, aclaró que "la familia no se va a quedar con esto, queremos que el que sea responsable de cuidarnos, nos cuide, queremos salir a la calle y poder volver a nuestras familias".