El histórico edificio situado en calle Buenos Aires al 2200 cuenta con un permiso de demolición que data de finales del 2017. De todas maneras, hubo intentos por intentar conservar su fachada. Algunos contratiempos hicieron que los planes cambiaran, aunque se busca que no desaparezca por completo.

Para entender mejor la cuestión, Radio Casilda charló con Gustavo  Urueña, presidente de la Comisión de Preservación del Patrimonio Histórico. La denominada Casa Diaz -o Residencia Diaz- es un sitio que destaca por sus características constructivas y arquitectónicas. De hecho, forma parte del selecto grupo de bienes históricos que respalda tanto el municipio como el Concejo. 

En el edificio funcionó la sastrería de Salvador Diaz.
En el edificio funcionó la sastrería de Salvador Diaz.

Cuando se supo de la intención de remodelar ese espacio, se desarrollaron reuniones con el ingeniero de la obra y los dueños de la propiedad, con el fin de mantener intacta la fachada. Si bien hubo buena predisposición, luego hubo estudios que impidieron cumplir con el plan original. Las malas condiciones en que se encontraba el sótano del edificio, impidieron que las tareas de soporte estructural se realizaran como se pretendía originalmente.

"Con todo eso se llegó a un acuerdo para autorizar la demolición del edificio con la condición de que se pudieran rescatar y reproducir la mayor cantidad de elementos formales compositivos de esa fachada", recordó  Urueña. Además, se pusieron otros requisitos. Como la colocación de una placa de mármol y una con código QR, para que se pueda conocer la historia de la construcción original, y la instalación de una muestra pictórica en su interior.

Si bien no existe un control permanente sobre la obra, la opinión de la comisión será fundamental para darle forma al nuevo permiso de edificación.

Esuchá la nota con Gustavo  Urueña