El doctor Adrián Guerrera, vicedirector del Hospital San Carlos e integrantes del Comité de Epidemiología local, habló sobre las estadísticas que se están notando con lo pacientes tratados en Casilda y la región. Aseguró que el paralelo es similar con la cuestión mundial y referenció como actúa el Covid-19 una vez que ingresa al organismo.

Según lo dejó plasmado el médico en los micrófonos de Radio Casilda, de cada cien personas que se infectan, estadísticamente, hay 80 que llevan adelante la recuperación con tratamiento ambulatorio. Con un cuadro leve, similar a la gripe. Las restantes 20 requieren de algún tipo de internación, pero con diferentes grados.

"A veces las internaciones son simplemente a modo de control. Por un máximo de 48 o 72 horas. En otros casos, lamentablemente, las afecciones hacen que pase a una terapia intensiva", destacó Guerrera. Incluso hay personas que requieren de una asistencia mécania respiratoria, un porcentaje que ronda entre el 2 y 2,5%.

El vicedirector del San Carlos explicó que el virus produce una infección, más o menos severa, sobre la zona de los pulmones. Por eso hay quienes experimentan una falta de aire. Es poco común, pero también hay casos en los cuales la afección se extiende a otros órganos vitales como el corazón y los riñones.

Si bien la gran mayoría de los internados tienen comorbilidades, es decir, enfermedades de base que el Covid puede exacerbar o acelerar, también puede haber excepciones a la regla. En ese sentido, Guerrera recalcó que nadie está exento de un cuadro de gravedad y recordó: "Hemos tenido un caso puntal de una persona sin comorbilidades conocidas que vio complicada su salud".