La ciudad de Casilda no está exenta a lo que pasa en otras localidades del país respecto a la imposibilidad para realizar fiestas, encuentros afectivos o familiares. Esto genera que en ocasiones se busque la manera de poder birlar la ley, a pesar de saber que eso no está bien.

Si bien el análisis del secretario de Gobierno, Andrés Docnich, en relación a un nuevo Día de la Primavera y del Estudiante fue bastante positivo, aprovechamos la charla en Radio Casilda para consultarle sobre aquellos que sí decidieron romper las reglas.

¿Qué pasa cuando personal policial y municipal interrumpen un festejo? "Se le toman los datos a cada una de las personas quedando en manos de la policía y eso se eleva a la fiscalía. Porque -utilizando un ejemplo de este fin de semana donde desactivaron dos cumpleaños de quince-, el padre es el mayor penalmente responsable por violar la cuarentena y el decreto, y se le toman los datos para después pasarlo al 0800 o al seguimiento de la Municipalidad de Casilda".

Además, aclaró que lo complicado es que "cuando llegamos la fiesta es porque ya se hizo y el contacto ya estuvo, de haber un contagiado deriva en un problema serio". Por tal motivo Docnich asegura que lo mejor es cumplir con las normativas vigentes y evitar no solo problemas con la justicia sino también de salud al exponerse al virus.

Para cerrar, el secretario que tiene a cargo tanto el área de Tránsito como la de Control Urbano y Convivencia, expresó sus sensaciones finalizando el lunes: "Lo evaluamos como positivo el día de hoy. Fue muy mínimo lo que se tuvo que intervenir".

Como parte de su análisis, compartió sus sensaciones teniendo en cuenta la respuesta de los y las vecinas a los operativos. "En su momento se ha comportado de manera reacia en algunas ocasiones, hoy es como que la gente va entendiendo, se va creando conciencia. La verdad que estamos bien, el trato del personal municipal es muy contemplativo de la situación que estamos viviendo. Últimamente no estamos teniendo problemas".