Las obras planificadas para el Área Industrial de Casilda llevan mucho tiempo paradas, aunque todo parece indicar que se reactivarán. En la sesión extraordinaria que tuvo el Concejo, el miércoles pasado, se dio luz verde para autorizar un préstamo que costee los gastos. De todas maneras, la historia no terminó allí.

El concejal Andrés Golosetti, de la bancada opositora, encabezó un pedido de informe mediante una minuta de comunicación que fue rubricada por todo el cuerpo legislativo. En el mismo escrito se requiere al Poder Ejecutivo conocer el destino de un monto de dinero importante que se habría recibido luego de la salida del ex Intendente, Juan Carlos Bacalini.

En los últimos meses como mandamás de Casilda, el hombre del Justicialismo sacó un decreto mediante cual giró fondos destinados a otros asuntos, para pagar sueldos. De hecho, eso le valió una denuncia penal que más tarde fue desestimada. Dentro de los temas que quedaron postergados, justamente se encuentra el del Área Industrial.

Golosetti elaboró un pedido de informe.
Golosetti elaboró un pedido de informe.

Más allá de haber realizado "una jugada controversial", Bacalini dejó aclarado en ese mismo decreto que las arcas municipales se verían beneficiadas por un crédito cercano a los 6 millones de pesos que llegarían desde Nación por fondos que ya habían sido rendidos. 

“El dinero que Sarasola iba a recibir era de libre disponibilidad. No tenía ninguna obligación de aplicarlo al Área Industrial. Eso le correspondía a la gestión anterior. Pero a pesar de su error, el anterior Intendente dejó un respaldo”, enfatizó Golosetti en los micrófonos de Radio Casilda.