Pasó la dura competencia y es momento de balance. El equipo de rugby casildense Los Toros terminó el año entre los mejores del Torneo Regional del Litoral nivel III y eso es motivo de satisfacción. El entrenador Mario Capelletti se siente orgulloso de la actuación de sus dirigidos después de un 2016 inolvidable y los resume todo en una frase: “Recuperamos orgullo, juego, y el objetivo a futuro es seguir subiendo escalones”.

En diálogo con CasildaPlus.com, el DT contó que encararon el año con el objetivo de “fortalecer, fomentar y darle gran protagonismo al plantel superior, que arrancó con 45 jugadores”. La competencia inició con el Torneo Apertura, donde los casildenses terminaron terceros tras caer en semifinales con Regatas de San Nicolás.

Mario Capelletti.
Mario Capelletti.

Muchos jugadores de inferiores comenzaron a sumar minutos entre los grandes y eso le permitió a Los Toros ir teniendo cada vez más recambio.

“El objetivo siempre estuvo claro y no nos desviamos nunca del eje”, remarca Capelleti, asegurando que en la segunda parte del año, y a falta de tres fechas para concluir la fase de grupos del Regional, “nos dimos cuenta que teníamos posibilidades de estar dentro del Final Four”, competencia que se da entre los cuatro primeros a lo largo de tres fechas donde se enfrentan todos contra todos.

Fue allí que decidieron “ajustar un poco más lo que era la primera división y buscar el pase a las  finales”.

Esa instancia se definió contra Talleres de Arroyo Seco, donde Los Toros se hicieron fuertes y se quedaron con el partido y el pase a los últimos partidos del ciclo.

“Hacía del año 2013 que el equipo no llegaba a instancias finales, y eso hacía falta. Se notó el cambio de actitud y de ánimo en el club por estar otra vez en finales”, sostuvo.

En esta etapa del torneo Los Toros confirmaron su buen momento. Si bien no pudieron lograr victorias, dieron pelea contra los mejores de la categoría.

El DT contó: “Nos sentamos el cuerpo técnico y capitanes, y dijimos ‘acá hay que plantearse objetivos claros y concisos, sabiendo la realidad en la que estamos. Entramos por la ventana y el primero nos duplica en puntos en la tabla: seamos  realistas y empecemos con objetivos muy cortos’”.

El primer partido fue de dientes apretados y Los Toros cayeron 22-21 ante Jockey Club de Venado Tuerto, equipo que había liderado la tabla a lo largo de todo el torneo.

El segundo duelo fue ante Municipal de Marcos Juárez, donde la derrota nuevamente fue por un punto: 15-14. “Ahí nos vinimos un poco abajo pero sabíamos que habíamos hecho un buen trabajo en la cabeza de los chicos. Uno de los mensajes que dimos era que queríamos disfrutar el Final Four fortaleciendo el grupo en la victoria o en la derrota” señaló Mario.

En el último partido de la serie “nos encontramos con un equipo (Regatas de San Nicolás) que venía con todas las ansias de salir campeón y sabían que empatando eran campeones. Por errores mínimos el partido se terminó definiendo 16-10 para ellos”.

A manera de resumen, Mario Capelletti remarcó: “Claramente el equipo este año volvió a recuperar el orgullo que siempre tuvimos, el juego, y la capacidad de afrontar partidos de nivel como las finales. Por pot todo lo que se nos pudo dar este año, tienen gran mérito el capitán, el grupo que se formó y un cuerpo técnico, donde todos tenemos el mismo objetivo en común”.

Apuntando al año próximo, dijo que el desafío “es quedarse en ese escalón o poder subir más”.