Después de propinarle un contundente 3-0 al Celta en Vigo y continuar con el buen andar en Liga. Tercero, un punto abajo de Barcelona y a siete del Real Madrid, el elenco de Jorge Sampaoli también quiere conquistar Europa. Su futuro escollo es el Leicester, campeón de la Premier League.

Había cinco rivales posibles , y el que descubrió Rudd Gullit, en la ceremonia de la UEFA es de temer. Solo ha perdido un partido en la fase de grupos de la Champions, el último, cuando su primera plaza era matemática, y que viene de golear 4-2 al Manchester City de Guardiola el sábado.

Sevilla jugará el partido de ida en el Ramón Sánchez-Pizjuán el miércoles 22 de febrero, antes de jugar el Derbi regional con Betis. La vuelta, en el King Power Stadium, será el martes 14 de marzo.

En su casa, el equipo de Claudio Ranieri es muy fuerte, ya que apenas ha perdido un partido en toda la temporada. Los puntos altos de los británicos son conocidos. La seguridad de su arquero Kasper Schemeichel, hijo del mítico Peter, que se encuentra lesionado, pero está cerca de volver. Las sorpresas de la última Premier, Ryad Mahrez, zurdo, con gol y visión de juego, y los delanteros Islam Slimani y Jamie Vardy, quien acaba de romper una importante sequía.