El tiempo no perdona, pero el clima no se queda atrás. La semana más fría del año causó preocupación en los sectores más vulnerables, quienes levantaron la voz y pidieron ayuda. Diferentes entidades están aportando su ayuda para pasar el mal momento, aunque parecen no dar abasto. Desde Acadín, organización situada en pleno barrio Nueva Roma, describieron la situación como "muy brava" y contaron que están juntando donaciones.

"Hay familias sin estufas o algo que les sirva para calefaccionarse. En esta semana nos propusimos tratar de ayuda en ese punto. Una de las madres se comprometió a prestarle a otra un aparato para que sufra menos el frío", contó Viviana Casarotto, integrante de la agrupación, en Radio Casilda. La revelación y conversación entre las dos compañeros, surgió en medio de una charla que brindaron bomberos acerca de los cuidados que se deben tener con la combustión en lugares cerrados.

Desde ese momento, fueron cayendo más testimonios. De grupos familiares con espacios muy helados y que, para colmo, tienen goteras en sus techos de chapas. Otros afirman que duermen vestidos para intentar mantener el calor corporal. Sea como sea, el problema es mayúsculo.

En ese sentido, Casarotto contó que esta misma mañana realizarán una Feria Americana en la esquina de Fray Luis Beltrán y Aranales, donde funciona la sede local. Pero que además recibirán donaciones de frazadas y estufas. Aunque apuestas a que haya vecinos solidarios que puedan prestar aparatos que se encuentren en desuso.