La Escuela Primaria Nº6063 Capital Federal estuvo en el ojo de la tormenta por algunas horas luego de un hecho que ocurrió el miércoles por mañana y que involucró a uno de los alumnos. Las acusaciones que hicieron algunos padres hablaban de un acontecimiento tenso aunque la palabra oficial aclaró que fue lo que realmente sucedió.

Un niño del turno mañana asistió a clases con un elemento cortante que está prohibido desde hace algunos años en los establecimiento. Al advertir la presencia de ese utensilio, los docentes a cargo se lo quitaron y convocaron a sus padres para compartir el comportamiento que se no considera como normal. 

“Por el hecho de tener menores a nuestro cargo tratamos de manejarnos con la mayor cautela posible por la integridad de los niños y sus familias”, manifestó Liliana Ruggeri, supervisora de Nivel Primario, quien prestó su voz para Radio Casilda. En ese mismo apartado, aclaró que el elemento era una especie de trincheta, de las que antes se utilizaban para sacar punta a los lápices. De todas formas, hoy no pueden ser utilizadas sin el consentimiento de los maestros.

Más adelante en la charla, Ruggeri sostuvo: “Los docentes a cargo trabajaron con mucho profesionalismo. Por lo que no hubo situación de tensión, ni se puso en peligro a nadie”. El nene finalizó la jornada dentro de la institución y se labró un acta. De todas maneras, desde la entidad dieron a entender que el niño aceptó su error.