A falta de lluvia, ahora se vino el viento, y con bastante intensidad. En las primeras horas de la mañana, soplaba una leve brisa, aunque cerca del mediodía se transformó en una molestia para los peatones. De hecho, hay una alerta vigente del Servicio Meteológico Nacional.

Las ráfagas provienen del norte, por lo que no generarán grandes variaciones en cuanto a la temperatura. Pero su velocidad puede ir en aumento. Normalmente tendrían que estar en el rango de los 30 y 60 kilómetros por hora, aunque no se descarta que en algunos zonas ailasdas superen los 80 kilómetros por hora.

El alerta se actualiza a las 17.
El alerta se actualiza a las 17.

La condiciones tenderían a variar recién en las últimas horas de este miércoles y se estabilizarían a partir de la mañana de jueves. Hasta entonces habrá que soportarlo.