La asunción del nuevo jefe de policía y el escaso margen que tienen las fuerzas de seguridad se combinaron para que las autoridades se propongan terminar con las actividades ilegales. Sin embargo, hubo investigaciones previas que derivaron en una serie de allanamientos nocturnos que se dieron en Casilda y la región.

En la noche del lunes, la Policía de Investigaciones recibió la orden del Ministerio Público de la Acusación para, desde las 23.15, efectivizar 14 allanamientos en forma simultánea en lugares de juego ilegal. La línea investigativa la iniciaron la fiscal Marianela Luna y su colega Juan Pablo Baños.

Hubo dos allanamientos en dos clubes de Arequito, uno en Chabás y los restantes tuvieron lugar en Casilda. Cinco instituciones de la ciudad y sus dirigentes se vieron involucrados, por los cuales cinco personas fueron apresadas, como así también tres organizadores y una mujer, de la llamada Partida de Dados que se desarrollaba en el Círculo Deportivo Casilda. En Unión Casildense, Banfield, Casilda Club y Aprendices también se realizaron actuaciones.

Con la colaboración de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, la PDI secuestró unas 180 CPU, numerosa cantidad de teléfonos celulares, anotaciones varias, gran cantidad de dinero  en efectivo y demás elementos para la investigación. 

En la localidad  de Chabas hubo un detenido tras el procedimiento realizado en el domicilio de calle San Martín N° 200, lugar donde se procedió al secuestro de 13 computadoras, dinero en efectivo, celulares y sustancias estupefacientes la cual fue secuestrada por la  PSA que estaba a cargo del allanamiento quienes le dieron cuenta a la Justicia Federal por razones de competencia.

Los diez detenidos fueron trasladados a la Jefatura de la Unidad Regional IV, en tanto que quienes estaban en juego en las mesas clandestinas, fueron demorados hasta las 4 de la mañana para luego ser liberados. Mañana miércoles se desarrollaron las audiencias imputativas a los detenidos según lo confirmó la fiscal Luna en diálogo con Radio Casilda.