Arrancó el 2018 para el básquet mayor de Alumni. Daniel Arcari regresó a Casilda para volver a estar en barrio Barracas y poner al Alazán en la A1 de la Asociación Rosarina. Para ello se prepara desde el lunes con nuevos hombres y algunas bajas respecto a la temporada pasada. Serán cuatro semanas de pretemporada que comandará el profe Martín Sélis, y en las dos últimos habrá amistosos para ponerse a punto de cara al primer juego que se disputará el 4 de marzo ante Talleres.

Los experimentados están al frente Javier Bulfoni y Diego Cogliatti volverán a ser las cabezas del grupo. Edu Ciurleo es otro de los de largo recorrido que también mantiene su lugar y Martín Schlegel se asienta tras el retorno de la temporada pasada. Entre los más jóvenes quedó Mariano Mercé, ya que se mudaron su hermano Román y Emanuel Rava.

El mayor de los Mercé jugará en la B para Ben Hur, y el Colo se sumó al último bicampeón de la Superliga, Atalaya donde no seguirá el casildense Brandon Gargicevich. Agustín Amione y Guido Rodríguez tampoco seguirán en Casilda.

 

Entre los que empezaron a sumarse, la incorporación más resonante es la de Facundo Dayer, el base que viene de PSM y supo actuar en Sportsmen Unidos. Además, se están concretando los retornos de Julián Muia, Walter Satriano y Rodrigo Boeri (quien entrenaba con el plantel en 2017) tras un tiempo jugando la Cañadense para Aprendices, y los de Marcos Badaloni y Agustín Móndolo.

Aún no se definió la continuidad de Sebastián Cardinale y que será del futuro de Andrés Arán, uno de los puntos más altos de elenco, quien además se desempeña como pivote, un sitio donde escasean las alternativas. Por ahora está jugando el Federativo en Campaña de Carcarañá pero la idea es que retorne al Alazán.