Hubo sorpresa en el Polideportivo del Alazán. El dueño de casa aprovechó el envión anímico que acarreaba tras su exitosa serie ante Casilda Club y metió otra victoria para ilusionarse. Derrotó a 9 de Julio por la mínima y ahora lo obliga a ganar en la vuelta. Belgrano y Atlético Pujato culminaron un por lado. El local se fue enojado por la actuación del juez Juan Cruz Caldez.

Alumni se le plantó a Nueve y le ganó el primer chico.
Alumni se le plantó a Nueve y le ganó el primer chico.

Alumni está atravesando un momento en el cual todo parece salirle de maravillas. Con gol de Pablo Vilchez, luego de una floja salida de Leguizamón, venció al último campeón y lo dejó comprometido para el desquite. Los arequitenses tuvieron la parda en los pies de Sebastián Vergara, quien ejecutó un penal que desviaron las manos de Mauricio Guzmán.

La otra llave también involucra a dos pesos pesados. Y quedó demostrado en los primeros 90 minutos. Pujato lo ganaba por una enorme mediachilena de Dante Rossi, pero Belgrano respondió con un tiro penal de Manuel Amaya. El resto fue protesta y varias ocasiones de peligro desperdiciadas. El choque de vuelta, en la Villa Deportiva, promete ser apasionante.

Vale recordar que ya no hay ventaja deportiva, pero sí diferencia de gol. Por lo que, el Pulgón tiene que ganar si o si para aspirar, de mínima, a los penales. En Clodomira, la ecuación es más simple. Si hay un vencedor, va a la final. Si se repite la parda, definen desde los once metros.