En cualquier deporte, lo más aconsejable es medirse con los mejores para tener una clara muestra de saber dónde uno está parado. Ante ese escenario, Alumni se presenta esta noche en Rosario para chocar con el líder, Unión y Progreso.

El Alazán recuperó algo de confianza después de caer consecutivamente con Ciclón y Newell's. Como local, la semana pasada se impuso a Naútico Sportivo Avellaneda, y pasó a tener récord positivo. Ganó cuatro y perdió tres, y debe trasladarse a Echesortu para verse las caras con el invicto de la A2.

Los comandados de Gustavo Sandrini ganaron sus siete partidos pero en los últimos dos, lo hicieron con escaso margen. Derrotaron por 5 a Regatas y por 4 a Naútico. Alumni, aún con sus altibajos, sigue luciendo como una amenaza ya que completó su plantel con el arribo de Andrés Arán y ese es un punto favorable.

La clave defensiva para el elenco de Daniel Arcari será el control de Leandro Echave, que promedia 16,28 puntos por juego y es el de registro de goleo más alto de los anfitriones. Desde las 21.30 en San Juan y Cafferata, hay promesa de gran partido.