El cuadrangular por el segundo ascenso fue decepcionante para Alumni. Tuvo los dos juegos más complejos en el inicio y no los supo resolver. Perdió con Náutico y Gimnasia y por ende, no tiene más opciones para sumarse a la parte alta de la máxima división  

Rava vuela a la bandeja.
Rava vuela a la bandeja.

Gimnasia se hizo fuerte en su casa y se impuso por 83 a 77. Los de Nico Botti padecieron jugar en Rosario y en cancha, notaron la desventaja que significó no haberse quedado con el segundo lugar de la tabla y así poder recibir a todos en el “Planchado Marcuzzi”.

Siempre dependiendo de Bulfoni, desde el cuarto inicial quedó lejos en el resultado. Apenas algunos aportes de Guido Rodríguez y las espectaculares apariciones del Colo Rava. El Alazán se despertó en el tercer cuarto y no le alcanzó.

Gimnasia volvió a ser sólido en el período final y a pesar de la arremetida final, reafirmó la ventaja y terminó consiguiendo el pase a la definición por un lugar en la Superliga. La final, tendrá como protagonistas al Mensana y a Náutico, el martes desde las 22. Alumni sólo jugará para cumplir desde las 20 ante Ciclón.

El final de esta temporada quedará marcado por el último segundo de este cotejo. De allí en más, habrá que mezclar las cartas y barajar de nuevo pensando en la segunda mitad del 2017.