Luego de múltiples reclamos que un grupo de jóvenes ciclistas extremos presentó, hubo una respuesta. Hacia finales de esta semana se colocaron en un espacio público las rampas que habían sido removidas el año pasado de Plaza Belgrano. Se llevaron al Parque Oeste, aunque por ahora no resultó con final feliz para quienes las estaban esperando.

Los daños evidentes en las rampas.
Los daños evidentes en las rampas.

Según pudo detallar Jonatan, uno de los chicos que integra el movimiento, los chapones se trasladaron hasta uno de los lugares que le prometieron pero no no arribaron en óptimas condiciones. De hecho, lucen bastante deteriorados. "Una de cal y una de arena. Están todas dobladas. Ahora vamos a tratar de repararlas, ponerles algún tornillo o soldarlas para que estén más parejas", remarcó.

Sin entrar en detalles, el joven deslizó que los inconveniente pudieron haber surgido por error a la hora de transportarlas. Sea como sea, intentarán ponerlas en condiciones por su propia cuenta. Por otra parte, celebraron el hecho de que recuperaron un lugar donde poder reencontrarse a practicar con sus bicicletas y skate. 

Vale recordar que el Parque Oeste era una de las posibilidades que se deslizaban. Incluso, el mismo grupo que integran unos 70 deportistas estarían dispuestos a encarar un proyecto más ambicioso y crear un circuito recreativo.