La concejala por el Frente Progresista Cívico y Social, Celina Arán, fue entrevistada durante la mañana de este martes por el equipo de Radio Casilda. Al ser consultada por la situación económica en la que fue entregada de una gestión a otra, la empresa Sapem, reconoció que existieron algunas falencias.

En primera instancia, aclaró hablar desde el lugar en la sindicatura de dicha entidad con la que cuentan desde su espacio político. "La sindicatura es un órgano colegiado donde participa un síndico del oficialismo, un síndico que representa a nuestro espacio y un síndico de la izquierda", dijo Arán.

Y continuó: "Estos tres síndicos participan de un órgano colegiado que debe funcionar conjuntamente. Al ser consultada por su postura ante los hechos, agregó: "Hemos hecho varias presentaciones, mostrando nuestra voluntad. Ahí si se hizo una auditoría por el contador -Leandro- Marani donde nosotros tomamos conocimiento de determinadas falencias que se venían desarrollando y es nuestra voluntad reconocer que hubo errores y poder resolverlos en conjunto con la actual administración de la Sapem".

Además, sumó que "para ello, a parte de manifestarnos en ese sentido, hemos ingresado notas haciendo sugerencias de como se podría empezar a resolver estos puntos". Desde CasildaPlus.com, buscamos en el archivo la entrevista brindada por el secretario de Producción, Empleo y Desarrollo Sustentable, Fernando Vigo, en el que se especifican los números de la Sociedad Anónima con Participación Estatal.

Sapem: sobre saldos contables 

El balance certificado con cierre al 31 de julio de 2019 “no presenta razonablemente ni refleja la veracidad de los registros contables”, tal como anuncia el escrito que trajo en su mano a Radio Casilda, Fernando Vigo, Contador Público Nacional y Secretario de la Producción, Empleo y Desarrollo Sustentable del gobierno municipal de turno. Y que arribó para adelantar algunos de los resultados de dicho informe.

Según explicó, se constató una diferencia de exposición contable de $7.985.877,11 en el cuadro comparativo Patrimonio Neto del ejercicio 2018-2019. Además, se denota inconsistencias en el anexo 'Bienes de Uso' por una diferencia de 7.914.861,21, y errores de comprobaciones aritméticas, variaciones de efectivo en $3.390.842,95.

Por su parte, se comprobó que la cuenta caja tuvo saldo negativo durante todo el ejercicio 2019 y para el cierre de balance en fecha 31/07/2019. Si se hace un asiento de ajuste se incrementa esta cuenta en $11.663.291,80. A su vez se logró descifrar que no se respetaron correlatividad consecutiva y progresiva en las órdenes de pagos y recibos (ejemplo citado en el informe oficial). No coinciden las firmas del cobro con el destinatario de las mismas en algunos casos. Anuncia el documento presentado por Vigo: “Se han emitido órdenes de pago sin la correspondiente recepción de las facturas respectivas que debe emitirse por parte de aquello”.

En relación a API, se refleja una deuda de $735.396,71. Por su parte,  el funcionario fue claro y señaló que según el balance mencionado, la Cuenta por Cobrar es de $382.108,67, pero al verificar el saldo de algunas de las mencionadas cuentas, el total adeudado es de $741.403.

El secretario aseveró que según el informe que recibió hace apenas unas horas, la empresa SAPEM al tener DDJJ de ganancias con resultados negativos en los ejercicios de los años 2016, 2017, 2018 y 2019, "se debe considerar urgente la revisión de los estados contables para constatar la situación del Patrimonio Neto Negativo en su último balance del 2016".

Vale recordar además, que el DEM dejó de autorizar el pago a SAPEM durante el período febrero 2018 - diciembre 2019 por aumentos de tarifas en recolección de residuos. Lo que generó un desfasaje estimado en $21.532.493,54. 

A su vez desde mayo del 2018 a mayo del 2019 la Municipalidad paga en forma “parcial” las facturas, y deja de abonar hasta el final de la gestión Sarasola el servicio de recolección de residuos a SAPEM, quedando con un saldo deudor de $12.507.493,64. Sin incluir intereses por mora.

En este sentido, Vigo detalló que la empresa, para enfrentar su gastos, utilizó recursos destinados al pago de servicio a Litoral Gas, proveedora más que necesaria. 

Tal explica el informe previo a la auditoría, se constató el saldo acreedor con Litoral Gas S.A de $80.705.297,45. E incluye intereses por el período del 1/05/2018 hasta 10/12/2019 de $16.736.693,63.

Embargos de cuentas bancarias

Con fecha 6/12/2019 y como consecuencia sobre dicho saldo deudor por la suma de $34.533.669,78, que incluyen intereses y costas por $7.969.308. Además, la empresa tiene el CUIT clausurado por la falta de presentación en tiempo y formas de la DDJJ de ganancias y balances contables.

En octubre del año pasado, según asevera el documento que sostiene Vigo en su mano mientras da la entrevista, se contrató un servicio profesional de Contador Público para la realización, presentación y certificación de los balances correspondientes a los ejercicios 2017, 2018 y 2019.

Regularidad y legalidad de los libros rubricados

Principales hechos que no cumplen con ninguna de las normativas vigentes, a saber: fechas de actas alteradas, falta de firmas de asistentes necesarias para refrendar la unanimidad de las decisiones y en reuniones donde menciona su presencia. Además de falta de rúbrica del socio minoritario en las actas de asambleas ordinarias. 

Por ejemplo, al 10 de diciembre de 2019, con fecha de acta 2 de diciembre, queda conformado con tres directores y dos síndicos titulares, y renuncian todos esa misma fecha. Ingresando la sociedad en un período de acefalía. No hay registros en el libro de asambleas de la dimisiones del órgano director. 

Principales contratos de servicios

El contrato de concesión de servicios de recolección de residuos con la Municipalidad de Casilda está vencido. Y no hubo renovación del mismo.

Por otra parte, del contrato de servicios de uso relleno sanitario firmado con GIRSU -Consorcio Regional-, también surgen puntos irregulares. El saldo a cobrar a comunas usuarias es de un importe de $2.370.201,53. No habiendo reclamo de deuda al respecto. El precio de venta de tierra fijado es de $150 por metro cúbico. En ese sentido, según el informe técnico realizado por el ingeniero civil Andrés Rattaro, por cálculo de volúmenes, se genera un total de 48.127,20 metros cúbicos de tierra extraída. En el registro de SAPEM, sólo se calcularon 18.049,76 metros cúbicos. Apenas un tercio. Faltan rendir o conocer el destino de otros 30.077,44 metros cúbicos. Lo que equivaldrían a $4.511.616,46.

Tampoco existe resolución de la sociedad para la venta de tierra extraída de las vacas. Algo que requiere de una aprobación del Ministerio de Ambiente de Santa Fe para ser comercializado. De lo contrario, hay una prohibición de vender o retirar tierra.  

-El diagnóstico que brindó la ingeniera ambiental Ximena Del Cerro: son 34 páginas en las cuales se destacan los siguientes hechos. Se ha comprobado que SAPEM no ha cumplido con lo aprobado en el Estudio de Impacto Ambiental presentado en el Ministerio de Medio Ambiente, según el expediente N°01802-0012864-6. Sin monitoreo de agua freática, implementación del plan de gestión ambiental, ni programa de control de drenajes, desagües y anegamiento. 

También se deja expresamente claro que SAPEM no cuenta con la autorización para retiros o venta de tierra de la extracción de cava. Ya que las actividades aprobadas por la cartera de Medio Ambiente son únicamente la del relleno sanitario.

No se cuenta con ningún tipo de control de ingreso de residuos al relleno, ni en cuanto a tipo, cantidad o procedencia. Tampoco se pudo verificar que tipos de residuos se han estado depositando.

Además, al ser presentando el estadio de impacto ambiental que fuera autorizado por el Ministerio de Medio Ambiente, no se cumplió con lo expuesto, quedando SAPEM en falta con el cumplimiento de lo aprobado, pasible de sanciones, multas o clausuras ante posibles inspecciones provinciales. Eso sin contar el pasivo ambiental causante por las irregularidades constatadas hasta el 10 de diciembre del año pasado.

 

La palabra de Celina Arán.