“Dentro de lo que yo tengo memoria y desde mi actuación de mucho años, no tengo referencias de un caso similar”, comenzó su diálogo Ricardo Pozzi con los periodistas de Radio Casilda. El presidente de la Liga Casildense se presentó en los estudios de la emisora para charlar en torno al grave suceso del 25 de mayo en la cancha de Alumni. Una vez finalizada la jornada de divisiones inferiores, un hombre se levantó la casaca de Casilda Club con la cual se identificaba y sacó un arma de cintura.

“Todos nos preguntamos cómo se puede evitar. Desde la Liga no se puede hacer un cacheo en el ingreso. No nos atañe. Tampoco la cantidad de efectivos puede hacer una tarea de esas. Para los clubes significaría una erogación económica difícil de soportar. Que alguien vaya armado a la cancha no puede evitarse bajo controles”, sentenció Pozzi y se desligó de responsabilidades. A su vez pidió a los clubes que actúen sobre su gente para que se prevean este tipo de acciones. “Desde el punto de vista de la policía, habría que ver si un efectivo abandona su puesto para ir a otro lado, llegado el caso, e intervenir a esta persona que estaba armada. Yo creo que no es dable en términos policiales”, agregó Pozzi para también quitarle carga alguna a los efectivos presentes. Según su opinión, había que llamar al comando radioeléctrico para pedir refuerzos porque si los policías subían a la tribuna, se podría haber generado una situación de mayor conflicto. Curiosa idea, teniendo en cuenta que las fuerzas de seguridad deben evitar que se produzcan los hechos en lugar de magnificarlos.

“Ni la Liga ni los clubes tienen las herramientas. Salvo el club que sancione a su simpatizante. Pero los directivos están condicionados a lo que suceda afuera de la cancha. Es entendible que no lo hagan. Hay gente que no se puede ralear de las canchas. Al no ser denunciados, no se les impone derecho de admisión y después hay que soportar estas consecuencias”, afirmó el dirigente desde una postura que no deja lugar a una solución posible.

Los directivos de la Liga Casildense se reunieron con los responsables de la Unidad Regional IV aunque el presidente considera que no puede pedir demasiado. “Se analizó la situación y cuáles son los alcances de los adicionales y de ahí en adelante, trabajar en conjunto para tomar medidas que surtan efectos en estos casos”.