El casildense Franco Armani está ante las puertas de su debut en la selección argentina. En un mundial, nada más y nada menos que en un juego definitorio y con la posibilidad latente de quedarse con el puesto si es que el elenco nacional pasa a los octavos de final.

El error garrafal de Willy Caballero ante Croacia precipitó una baja en la confianza del arquero del Chelsea que le dejará su sitio al hoy guardameta de River Plate. No hay antecedentes albicelestes que respalden al Chili sino más bien, se sustenta por las grandes actuaciones que mostró en su club.

Su familia lo acompaña. Hace unos días su hermano Leandro posteó una foto desde el predio de Bronnisty y el último jueves, Beto y su mamá viajaron hasta Nizhny junto a Daniela, la esposa de Franco, para seguir de cerca a la selección.

 

Este martes también estarán en San Petersburgo. Además del casildense, Sampaoli ya ensayó con el resto del grupo que se prepara pensando en el duelo trascendental. Hoy por hoy, Salvio, Otamendi, Rojo, Tagliafico; Banega, Mascherano, Enzo Pérez, Di María, Messi e Higuaín son quienes estarán custodiados por las manos de Armani.