Armstrong consolida la iniciativa de plantar un árbol por cada niño que nace y en los últimos días colocaron una importante cantidad de ejemplares. Esta idea también se viene desarrollando también con éxito en Cruz Alta (Córdoba).

El gobierno de esa localidad, a través del Departamento de Juventud, lleva adelante el Programa Crecer Juntos, que  tiene como objetivo la reforestación de la ciudad plantando un árbol por cada niño que haya nacido en los últimos 3 años y esté radicado en la localidad.  

Uno de los árboles con el nombre de una niña.
Uno de los árboles con el nombre de una niña.

La primera plantación de ejemplares de liquidámbar y aguaribay se concretó el 5 de junio, fecha que coincidió con el Día Mundial del Medio Ambiente, en el parque saludable Dr. René Favaloro donde 30 niños iniciaron su padrinazgo.

En los últimos días se realizó una segunda etapa con la plantación de otros 50 árboles y la colocación de los carteles con los nombres de cada uno de los niños inscriptos en el programa, en calle Fischer Bis entre Schaer y Saavedra Lamas.

En los fundamentos del proyecto aprobado por el Concejo Municipal, se plantea que la puesta en amrcha del programa “ha cosechado un gran éxito ya que cada niño y cada niña de la ciudad podrá contemplar in situ cómo su árbol, al tiempo que ellos mismos, va creciendo, fortaleciéndose y preparándose para permanecer siempre erguido”.

La inscripción es voluntaria y continúa abierta en mesa de entrada del municipio. Solo hay que llevar fotocopia del DNI del niño.

También en Cruz Alta plantan un árbol por cada recién nacido. En la localidad cordobesa se determinó por ordenanza que por cada niño que nace en el Hospital Municipal, se plante un árbol en terrenos municipales. En los últimos días se plantaron cinco por los nacimientos desde julio a la fecha.