La historia de la Liga Casildense de Fútbol tuvo un nuevo capítulo. El cierre de la primera fecha de la temporada 2018 marcó el regreso de Arnold Fútbol Club después de 25 años de ausencia en el campeonato mayor. El anfitrión cayó 3-2 con 9 de Julio, monarca de la LCF y uno de los máximos candidatos a quedarse con el título en 2018.

El inicio fue todo del Pulgón. Los de Gustavo Raggio dominaron el trámite en la primera parte y mostraron un planteo ofensivo hasta ponerse en ventaja. El 1-0 anotado por Bruno Tonarelli los relajó y sacaron el pie del acelerador para irse en ventaja a los vestuarios.

La segunda parte tuvo otra tónica. El conjunto de Darío Escobar salió decidido a ir a buscar el empate y los consiguió rápidamente a partir de una contra que definió Pablo Pereyra. Fue por más, y antes del cuarto de hora se puso 2-1 gracias a la oportuna aparición de Agustín Gigli. 

 
Nueve se sintió tocado y Raggio movió el banco. A pesar de no estar al 100% desde lo físico, Germán Tarnavassa ingresó y no tardó en hacerse notar. Tras una acción de Lalo García puso el 2-2 y tranquilizó al Pulgón que a esa altura le costaba generar en ofensiva.
 
Por si fuera poco, Tarna entregó una dosis más de su potencia y habilidad. Desbordó para tirar un centro fuerte que encontró a Tonarelli. Bruno acertó y a los 44', puso el 3-2 definitivo para que el campeón empiece la defensa de su corona.
 
 
Después de tanto esperar, el fútbol no defraudó a los habitantes de Coronel Arnold. La pelota volvió a rodar para entregar un juego lleno de emociones, desde el inicio mismo hasta el final de una larga y emotiva noche.