La mesa de referentes de mandatarios santafesinos se expresó públicamente luego del paro que iniciaron los municipales pese al dictado de la conciliación obligatoria. Hubo un comunicado en el cual se pidió por "sensatez y racionalidad". La respuesta no tardó en llegar por parte de la Festram.

Alberto Ricci, intendente de Villa Gobernador Gálvez, contó al aire de Radio Casilda que las negociaciones llegaron a un punto desgastante. Luego del acuerdo que tuvieron los gremios de UPCN y ATE, los mandatarios paritarios acercaron una oferta similar, con sumas no remunerativas que fue rechazada. Luego, elevaron un plan de pago que, según el mismo entrevistado, conllevaría hasta un aumento del 25%. Comenzando con un retroactivo desde julio hasta noviembre. Con 5% en cada tramo mensual. Tampoco conformó, dado que no todas las sumas eran remunerativas ni poseían bonificación alguna.

El lunes debía desarrollarse una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo, ocasión en la cual se iba a ofrecer un bono extra de 3 mil pesos a cobrar como compensación a agosto. Sin embargo, Festram no asistió, ratificó la medida de fuerza por 72 horas y desoyó la conciliación obligatoria. 

"Más allá de que cada uno tiene su argumento, el que está pagando los platos rotos es el trabajador, que no ve un aumento de su sueldo desde enero del 2020", enfatizó Ricci en su exposición. Al tiempo que garantizó que cada gobierno local tienen la potestad de descontar los días de paro.

El de Villa Gobernador Gálvez subrayó que la recaudación ha caido más del 40% por el contexto de pandemia y que no pueden acceder a otorgar una suma excesiva porque eso repercutiría en los sueldos de los últimos mese del año y el aguinaldo de diciembre. 

Festram recogió el guante

Para el gremio que nuclea a los trabajadores municipales y comunales, el comunicado que se dio a conocer es de "dudosa responsabilidad". Al no tener las firmas de los mandatarios que supuestamente se plegaron a lo expresado. "Demuestra la intencionalidad de amedrentar a los trabajadores y las organizaciones gremiales que los representan. Para perjudicar el ejercicio del derecho a huelga", disparó Festram.