Durante la mañana de este miércoles, hubo una convocatoria de parte de vecinos y familiares de las víctimas del siniestro vial que enlutó a gran parte de la región hace exactamente cuatro años. Todo se desarrolló bajo un protocolo de mucho respeto y nostalgia. Hubo ofrendas florales, encendido de velas y presencia de autoridades municipales.

El encuentro se dio alrededor de las 11, estuvo encabezado por familiares de las víctimas y miembros de la ONG 'Prohibido Olvidar'. Se leyeron reflexiones emotivas junto a la placa que recuerda a las tres mujeres casildenses que fallecieron producto del choque entre los colectivos.

El grupo de Vecinos Autoconvocados por un Transporte Público, Seguro y Eficiente también dijo presente, así como la cúpula de los Bomberos Voluntarios. El acto fue sencillo, no demasiado extenso y emotivo. Al mismo tiempo se replicó una representación similar sobre Ruta Nacional 33, entre las localidades de Zavalla y Pérez.