Comenzaron las remodelaciones en el hospital San Carlos de Casilda para la instalación del tomógrafo, que comenzará a funcionar a  partir de marzo de 2017. En la fachada del centro médico ya puede observarse la obra, y desde la dirección del lugar explicaron detalles.

Trabajos en la fachada.
Trabajos en la fachada.

“Se va a instalar en el lugar donde estaba funcionando otro servicio, el de traumatología, y eso nos obliga a cambiar lugares del hospital con el fin de refuncionalizar”, explicó Paulo Rubio, vicedirector del hospital.

En la parte delantera del edificio ya se puede ver un vallado de protección para los peatones, y las indicaciones de que allí se hacen las remodelaciones para la instalación del aparato, cuya llegada se anunció días atrás y era uno de los grandes anhelos de los casildenses y habitantes de la zona.

Para la instalación, las autoridades del hospital se vieron obligadas a mudar servicios y readecuar áreas, según explicó Rubio:

“Si no hay inconvenientes, a comienzos de marzo debería estar terminado lo del tomógrafo”, adelantó el vice director, detallando que gran parte del material utilizado “es importado y uno nunca sabe”.

Los materiales van llegando a medida que se hace necesaria su utilización, de acuerdo a las etapas que se van cumpliendo.