Un grupo de adolescentes protagonizó este fin de semana una batalla campal en la que no faltaron trompadas, botellazos, insultos y heridos en pleno centro de Casilda. Al advertir la situación, intervino la policía y los jóvenes se dispersaron. Uno de los participantes del hecho debió ser internado por los golpes recibidos.

El violento episodio ocurrió la madrugada de este sábado en la esquina de Lisandro de la Torre y Casado, en el corazón de Casilda, a solo una cuadra del municipio.

Según los primeros reportes, chocaron  dos “barritas” antagónicas, integradas por chicos de entre 14 y 16 años. “Fuimos alertados al Comando Radioeléctrico por el llamado de un vecino y cuando llegamos hubo una dispersión y corridas, y se procedió a recabar testimonios en el lugar”, contó a Radio Casilda Ricardo Motta, jefe de la Unidad Regional (UR) IV de policía.

Uno de los jóvenes deió ser internado, por sus heridas, en el Sanatorio Primordial. Algunos testigos que presenciaron esta batalla campal en pleno centro de la ciudad dieron cuenta que se trató de un episodio de gran magnitud, con alrededor de 15 chicos, que podría haber tenido mayores consecuencias si no arribaba el personal policial.

La policía continúa realizando acciones vinculadas a este hecho, en el que intervino además el Juzgado de Menores de Casilda. Aparentemente, los chicos habían estado minutos antes en una fiesta de cumpleaños y al salir se registró la pelea.