Los billetes de $500 comenzaron a circular en la región a principios de agosto y a partir de allí, poco a poco, las colas en cajeros automáticos de la ciudad empezaron a disminuir.

“En gran parte fue una solución adecuar caseteras en los dos cajeros que tenemos en la sucursal. Si bien la emisión (de los billetes de $500) no es en abundancia, tenemos suficiente cantidad para llenar las caseteras y hacer que perdure”, confió a Radio Casilda Silvia Belino, gerente de la sucursal Casilda de Banco Nación. Explicó que gracias a la incorporación de los billetes con la nueva denominación, los cajeros “ya no se quedan sin dinero y se soporta bien la demanda”. Es que con la incorporación de estos billetes la capacidad de los cajeros se multiplica por cuatro.

El billete de $500.
El billete de $500.

El fin de semana largo que pasó quedó comprobado el beneficio que traen los nuevos billetes de $500 ya que los dos cajeros con los que cuenta la sucursal soportaron la demanda, no como en anteriores oportunidades. Cabe señalar que en estos casos especiales, de ser necesario, se habilita un día para hacer la recarga. “Lo que buscamos es que se brinde un buen servicio y lo de los billetes fue una solución. En medida que haya mayor emisión, seguramente se adaptarán más caseteras”, dijo Silvia Belino.

La gerente de banco Nación Casilda recordó que desde hace tiempo gestionan la instalación de un tercer cajero automático: “La insistencia es continua pero eso depende de Casa Central”. Además, indicó que una de las medidas tomadas para quienes hacen colas en los cajeros es “hacerlos ingresar (al banco) en los días de inclemencia climática”.