Cambia, todo cambia. Con apenas cuatro años de existencia, la Policía Comunitaria del departamento Caseros ya no tendrá esa denominación. Por una resolución del Ministerio de Seguridad de Santa Fe, las pequeñas delegaciones serán absorbidas por las Unidades Regionales. En el caso de los efectivos casildenses, ahora estarán bajo la órbita del directo Claudio Blasser.

El jefe local pasó por los micrófonos de Radio Casilda y le puso paños fríos a una situación que causó asombro y trajo algo de disgusto en la ciudadanía. “Que la gente se quede tranquila porque no se van a ver grandes cambios en el modo de operatividad. Todo lo que se hace es para beneficiar el trabajo cotidiano”, soslayó.

En el día de ayer, Blasser se entrevistó con Julio Brunelli, ex mandamás de la Comunitaria, para conocer detalles acerca de la función que los policías comunitarios estaban desempeñando, sobre todo, en el corazón de barrio Nueva Roma. En ese sentido, aseguró que la idea es mantener el destacamento ubicado en Pasco y Formosa. “Tengo muchas ideas es mente, pero no quiero adelantar nada para no quedar presos de las palabras”, insistió el jefe.

Blasser, jefe de la Unidad Regional IV.
Blasser, jefe de la Unidad Regional IV.

La resolución 246 que llegó desde la jefatura de la Policía de Santa Fe le puso fin a la Comunitaria en casi todo el territorio provincial, a excepción de las grandes urbes como Rosario y la capital. Otro interrogante es saber que sucederá con los caballos de la Montada. Esta tarde, habrá una reunión cumbre entre Maximiliano Pullaro, ministro de Seguridad, y los principales referentes de las Unidades Regionales.

Por otra parte, Blasser se refirió a la posibilidad de recibir nuevos móviles en un corto lapso de tiempo. La semana pasada se presentaron 150 unidades con un sistema de comunicación encriptada que se utilizarán en el gran Rosario. De igual modo, todavía quedan otros 250 rodados que serán distribuidos de acuerdo a las necesidades que tenga cada dependencia.