Casilda le dio una mano a Melincué. Una brigada integrada por trece bomberos de la región recibió este miércoles directivas en el cuartel local y luego emprendió viaje a la localidad azotada por intensas lluvias durante el fin de semana. Allí ayudaron a las víctimas de la inundación y construyeron barreras para impedir el paso del agua a la zona urbana de la localidad. 

Germán Lucci.
Germán Lucci.

Germán Lucci fue uno de los encargados de armar el grupo de asistencia. "Tratamos de salvaguardar a los vecinos en el casco urbano, porque si la laguna desbordaba y el terraplén cedía se iban a sufrir consecuencias. Se colocaron bolsones en puntos estratégicos", precisó el casildense, uno de los más de 120 bomberos de toda la provincia que colocaron bolsones de arena para reforzar los terraplenes de las rutas que rodean a Melincué.

Bomberos de Arteaga, Arequito, Los Molinos, Salto Grande, Carcarañá, San Jerónimo y Villa Gobernador Gálvez brindaron su esfuerzo junto a los casildeneses en el día de máximo pico de agua de la laguna, lo cual preocupaba a todo un pueblo. "Hubo que evacuar familias y otras se autoevacuaron. Anoche la situación estaba controlada. Hoy el jefe de operaciones provinciales me comunicó que estemos en reserva pero ya la cantidad de hombres en el lugar era menor", dijo Lucci en Radio Casilda.

 
Mientras tanto, la ruta provincial 90 continúa cortada porque aún hay agua en la calzada. La Policía de
Seguridad Vial desvía a los vehículos que transitan en los tramos anteriores, ya sea en la ruta provincial 94 a la altura de Carmen y en la ruta provincial 93.