Todavía quedan un par de meses para finalizar el 2018, aunque es inevitable imaginarse el escenario electoral que viene. A nivel local son varios los nombres que se apuntan para disputar la intendencia, y en la Provincia comienzan a barajarse las cartas. El Frente Progresista pretende tener continuidad y una de las figuras que asoma es la de Antonio Bonfatti. Justamente, el presidente del Partido Socialista, visitó la ciudad y pasó por los micrófonos de Radio Casilda.

Sarasola, Tomat y Bonfatti juntos.
Sarasola, Tomat y Bonfatti juntos.

El ex mandamás de Santa Fe estuvo acompañado por Juan José Sarasola, intendente local, y Pablo Tomat, secretario de Gobierno. Juntos, asistieron a un encuentro del PS que se concretó ayer por la tarde en el Club Unión Deportiva de Los Molinos. En el comienzo de la charla, Bonfatti recalcó a importancia de recorrer cada rincón de la bota para conocer la situación real de cada cuidadano.

"En términos generales noto preocupación e incertidumbre respecto del presente inmediato. La inflación se come los salarios, las tasas de interés son elevadísimas para pequeños y medianos productores y los bancos están operando a favor de la especulación. De esa manera se hace difícil", relató. A su modo de ver, se les están delegando responsabilidades económicas a los gobiernos locales a la vez que se le quitan fondos para cumplirlas.

Por otra parte, fue duro con el trato que Santa Fe tiene con el Ejecutivo Nacional. Admitió que existe diálogo pero las respuesta no llegan. "Los proyectos de las autovías de la 33, 34 y 11 se anunciaron y ahora están parados", remarcó el funcionario.

Finalmente respondió la pregunta del millón. ¿Va a ser candidato a Gobernador en el 2019? Bonfatti no titubeó, dejó la puerta abierta y dijo que no depende solo de sus fuerzas."Estoy al servicio del partido, llevo varios años en este ambiente. Hay que charlarlo, no es una decisión personal. Más bien colectiva", enfatizó.