La polémica sigue instalada en torno a la autorización del autocultivo de cannabis medicinal en todo el territorio nacional. Pese a que existe una ley provincial desde el 2016, todavía no es posible su desarrollo de forma personal por la ley de estupefacientes. En Rosario se formó un grupo que parece haber tomado el toro por las astas e irá incluso contra los fallos judiciales recientes.

Las Madres que se Plantan, con una agrupación de familiares de jóvenes que necesitan de ese tipo de droga para tratar distintos malestares. Incluso algunos cuyos tratamientos no están autorizados, aunque medicinalmente funcionan. En Casilda, hay un caso emblemático que es el de la familia Táccari. Jorge, padre del hogar, dialogó con Radio Casilda y expresó su apoyo a la lucha.

"Hay una contradicción, ya que existe una ley nacional y provincial que admite el cannabis de uso medicinal. Pero no se puede autorizar la distribución y masificación hasta tanto se modifique la ley de estupefacientes", indicó el papá de Martina. Su hija sufre de epilepsia reflactaria y necesita de aceite de cannabis para disminuir los riegos. Desde la obra social que posee le aseguran la medicación, rotulada y sellada por la Anmat. Pero otros no han corrido con la misma suerte.

Personas con fibromialgia o con dolores derivados de células cancerígenas, tienen que recurrir a la vía “ilegal” para conseguir el tan ansiado aceite y muchas veces ni siquiera resulta estar bien elaborado. En ese punto, Táccari apuntó que en el Hospital Centenario de Rosario se realizan análisis de muestras para comprobar que el medicamento no sea un mero placebo.

En la provincia de Jujuy se dictó un decreto que incluso contradice a la ley de estupefacientes, pero que no tendría peso en una contienda judicial, según refieren los expertos en la materia. "Lamentablemente hay todo un negocio detrás, porque no es un remedio barato y autocultivarlo significaría ahorrase mucha plata para los pacientes", insistió el casildense.

Mientras tanto, las Madres que se Plantan no bajan los brazos. Hace pocas horas abrieron un petitorio en el reconocido sitio Change que se puede firmar de manera on-line. En cuestión de sólo un día superó las 18 mil adhesiones.