La concentración que estaba prevista en muchos puntos del país, se desarrolló esta tarde en la ciudad en la zona de la Plaza del Mástil. Un buen numero de casildenses se acercó hasta la manzana situada frente al Palacio Municipal y luego hubo un desfile de automóviles particulares por las arterías circundantes.

En un primer momento, los manifestantes se encontraron en el mencionado punto y realizaron un aplauso conjunto mientras los primeros vehículos daban vueltas tocando bocina. Lentamente, el número de adhesiones fue creciendo. En su mayoría se vieron rodados que hacían flamear la bandera celeste y blanca.

La movilización se repartió sin un rumbo fijo por las calles del centro, generalmente transitando sobre el bulevar Lisandro de la Torre y Ovidio Lagos. La caravana llegó a tener hasta cuatro o cinco cuadras entre automóviles y motovehículos.

Finalmente, todo desembocó otra vez en la Plaza del Mástil. Donde hubo breves pero contundentes palabras, hablaron de abuso de poder por parte de las autoridades nacionales, un Poder Ejecutivo que busca pasar por encima de la Justicia y el daño económico que están sintiendo los comercios en medio de un aislamiento agotador. "Acá estamos para defendernos a nosotros mismos y defendernos entre nosotros", sintetizaron.

Para cerrar, se utilizó uno de los mástiles para izar la bandera nacional y mientras flameaba en los más alto se entonaron las estrofas del himno argentino.