La Organización de las Naciones Unidas ha lanzado su campaña "Pinta el mundo de naranja", en la que cientos de edificios en todo el mundo serán iluminados con ese color con el objetivo dar visibilidad a la lucha en torno a la violencia contra las mujeres y conseguir fondos durante 16 días de activismo.

La ONU quiere poner énfasis en la crítica situación imperante, por lo que intenta captar la atención universal a base de una serie de eventos y galas benéficas que se pondrán en marcha a partir del próximo 25 de noviembre, con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En la ciudad, la concejala Antonia Pierucci es una de las militantes más reconocidas y por tal motivo, dio su palabra en Radio Casilda. “Es un tema que muchas veces se oculta y cuando sale a luz, es porque la violencia es más grave de lo que uno supone. Trabajamos el tema con los adolescentes y es un modo de empezar a concientizar a los chicos que son dueños de sí mismos”, relató Pierucci.

En Casilda habrá dos jornadas. La del viernes por la mañana, alrededor de las 11.30, en la vecinal Nueva Roma, con mujeres que sufrieron en carne propia el maltrato interactuando junto a equipos de profesionales en el tema en cada área.  A las 18.30 en la Iglesia Evangélica del Pastor Alfaro, habrá una reunión de las que habitualmente se practican en ese lugar.

La imagen de la cinta naranja será la que identifique esta campaña que busca concientizar a la población casildense del alto nivel de riesgo que trae consigo esta dura problemática.