Colectivos feministas y autoconvocados estuvieron en la tarde del domingo en la peatonal Sarmiento para unirse al pedido de justicia por la asesinato de Julieta Del Pino. Las referentes de diferentes espacios expresaron su descontento con la situación y una artistas de la ciudad interpretó una emotiva canción.

Un buen número de personas se acercó hasta la esquina que estaba pactada y reinó un clima de mucho respeto. Sandra Michelón, representante de 'Ni Una Menos Casilda', fue quien moderó y rompió el hielo. No pudo ocultar su frustración por la lucha que encarna días tras día y leyó un fuerte comunicado de la agrupación que representa.

También tomaron la palabra Sonia Lucci, de la Casa de la Mujer Libre, y las integrantes de Voces en Rebeldía, una asociación de estudiantes de escuelas secundarias. Todos los discursos en el mismo sentido. Con tono de protesta, desazón y bronca acumulada.

El grito 'Ni Una Menos' retumbó en la esquina de Sarmiento y Buenos Aires, y también hubo lugar para el arte. Que llegó de la mano de una artista local, quien con guitarra en mano, le puso voz a una letra fuerte contundente.

Comunicado de 'Ni Una Menos'

¡Hastiadas de tanta muerte, hoy nos reunimos para pedir justicia por Julieta Del Pino!

Una más asesinada por un hijo sano del patriarcado, un fiel reflejo de este sistema cultural/económico/político que se organiza en contra de la Educación Sexual Integral, que demoniza nuestras marchas y luchas, que se burla del lenguaje inclusivo, que traslada la lógica de la propiedad privada a nuestros cuerpos y nos enseñan desde el miedo a “cuidarnos”.

Sociedad hipócrita, pacata y llena de prejuicios donde la injusta justicia actúa sólo ante la muerte…Desde hace tiempo venimos alertando sobre la violación de las ordenes perimetrales sin respuesta alguna y lo decimos bien fuerte la “seguridad de los gendarmes en la calle no es cuidado”.

Estamos hartas, llenas de bronca y de dolor ¿cómo quedarnos adentro? Si en el adentro y el afuera hay horror, acá estamos para desafiarlo… Julieta no fue hallada sin vida, a Julieta la asesinaron.

En el transcurso del confinamiento obligatorio la cifra de Femicidios en Argentina, es la más alta registrada en los últimos diez años. Cada número tiene nombre y apellido, tiene una historia y una de cada siete mujeres asesinadas tenía denuncias previas.

¿Nos quieren calladas? ¡Gritaremos hasta que nos arda la garganta que tocan a una y nos tocan a todas!

¡Necesitamos otra sociedad, ésta no da para más! No es una utopía, es una meta por la cual estamos dispuestas a luchar día a día… ¡Justicia por Julieta Del Pino! ¡Justicia por todas/es!

¡Ninguna pandemia es más fuerte que la furia feminista!

Ni Una Menos…Vivas y Libres nos queremos