La posible reforma de la Ley de Educación Sexual Integral despertó amores y desamores. El mismo conjunto de personas que se vistieron con pañuelos celestes para expresar su rechazo al proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, ahora emprende otra lucha. El domingo se concentrarán en Lisandro de la Torre y Ovidio Lagos para sentar su postura respecto a este nuevo debate.

El profesor y pastor, Adrián Castelli, referente del movimiento a nivel local, habló con Radio Casilda y expresó cuales son los puntos de discrepancia. "A pesar de que tengo la experiencia como docente, yo me movilizo como padre. Nos amparamos en la Ley de Educación Nacional, que pone a los progenitores como agente primarios y naturales de la educación de los niños", afirmó. 

La marcha que se auto proclamó bajo el lema Con mi hijos no te metas, pone bajo la lupa lo ue ellos denominan ideología de género. A la cual ven como "un paradigma, una forma de mirar las cosas". Castelli adujo que a nivel nacional se habla de hasta 36 géneros para elegir, aunque nivel mundial la barrera supera las 100 posibilidades. Ante esa disyuntiva, señaló: "Nosotros no estamos de acuerdo con esa postura, pero respetamos a quienes piensan diferente y exigimos que sea mutuo".

La última reforma se hizo en 2006, e incluso cuenta el respaldo del mismo Ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro. Quien en recientes declaraciones dijo que la norma "es buena y no necesita modificaciones". De todas maneras, se hará una concentración mañana desde las 16 en Lisandro de la Torre y Ovidio Lados. La idea será repartir folletos y contar experiencias educativas a quienes transiten por el centro de la ciudad.