Casilda pasó días crudos. En las calles de la ciudad hubo varios hechos violentos que terminaron con personas heridas y un fuerte aviso de cómo es la realidad de la noche casildense durante los fines de semana.

Lo peor sucedió el domingo por la mañana. En la zona de Rioja y Lavalle, en barrio Granaderos a Caballo, se produjo un tiroteo. En un potrero ubicado en esa intersección, un hombre de entre 20 y 30 años recibió un tiro que le atravesó una pierna. Tras el impacto, hacia el mediodía, debió ser trasladado de urgencia al hospital San Carlos.  La policía no informó acerca de quién o quiénes fueron los que atacaron a la víctima.

"El herido es un varón que ingresó a la guardia por lesiones en ambas piernas. Es una bala que entró en una pierna y salió por la otra, sin haberle producido lesiones óseas ni musculares. Permanece internado en una sala general, fuera de peligro", informó el vicedirector del centro médico, Paulo Rubio, en Radio Casilda. Si bien se desconocen las causas del hecho, fuentes policiales atribuyeron el hecho a un ajuste de cuentas.

Horas antes, los médicos habían recibido a un herido de arma blanca. Dos personas que estaban reunidas en el mismo lugar discutieron al punto de que una de ellas le produjo un corte en el pecho a la otra. Lo tajeó en la pared anterior del tórax. "Ingresó al hospital y se encuentra internado en la sala de clínicas. No produjo nada en un primer momento pero extremamos medidas de precaución para colocar antibióticos y vacunas al paciente", dijo el mismo Rubio, que describió al paciente como de entre 20 y 30 años que venía desde Bogado al 2700.

También el fin de semana dejó otros dos hechos de violencia urbana. Dos bandas de jóvenes se tomaron a golpes de puño en la zona de Ovidio Lagos y Mendoza, en la misma madrugada del sábado. Vecinos manifestaron que la pelea fue de alto voltaje, y se habría producido por un altercado fuera de un boliche. Mientras que en Nueva Roma se produjo otra gresca callejera entre bandas en Güemes al 4500 que derivó en un herido de arma blanca que no fue registrado en ningún centro de salud.