El suceso ocurrió esta tarde, cerca de las 17, en una zona rural. Por el testimonio de los primeros testigos, la nave llevaba dos ocupantes, un piloto instructor y un alumno. Ambos resultaron con politraumatismos. De hecho, se activó el procedimiento del helicóptero sanitario de la Provincia para derivar a uno de ellos hacia el HECA. El restante fue trasladado al Samco de Carcarañá.

Javier Pierantoni, del cuerpo activo de Bomberos de la localidad, contó en Radio Casilda como debieron intervenir. "El inspector de vuelo estaba atrapado y llevó un tiempo prudencial poder retirarlo", manifestó. En tanto que el otro ocupante se encontraba por fuera de la aeronave al momento del arribo de los uniformados. Los dos estaban conscientes y pudieron narrar los dolores que sentían. El gigante de acero estaba destrozado, pero en ningún momento tomó fuego.

No hay demasiada información acerca de la altura que tenía el vehículo cuando se precipitó su caída, ni tampoco de las causas que llevaron a ese final. Sí se sabe se trataba de una aeronave pequeña, modelo Tecnam 2002 Matr LV-GKY. Estaba interviniendo en el caso la Junta de Investigación para la Seguridad Aérea.