Una planta frigorífica de la empresa Mattievich que reabrió sus puertas en julio del año pasado -luego de estar siete años sin trabajar- cerró y 300 empleados quedaron sin su fuente de trabajado. La decisión surge de una disconformidad con lo planteado en la Cuota Hilton.

La cuota Hilton es un cupo de exportación de carne vacuna, la misma responde a las características de más alta calidad y es la Unión Europea la que otorga al resto de las naciones la posibilidad de introducir tal clase de producto a su mercado.

En este caso, se dieron a conocer los repartos para la campaña 2019 - 2020 en el cuál el país tiene asignadas 29.500 toneladas las cuáles se distribuyen entre frigoríficos, proyectos conjuntos -empresas y productores- y nuevos establecimientos.

Según lo trascendido, desde el directorio de Mattievich no vieron con buenos ojos el otorgamiento de 50 toneladas de carne para su labor teniendo en cuenta que esperaban recibir 300 toneladas por su característica empresa nueva y para las cuales la Cuota Hilton destina ese número.

La planta que hasta el momento faenaba más de 400 cabezas diarias ya no está en funcionamiento, la actividad que estaba destinada al exterior y al mercado interno cesó a partir del cierre de sus puertas. En diálogo con Sixto Vallejos en Radio Casilda, el representante del Sindicato de la Carne declaró: "Como gremio, si bien no estamos involucrados directamente, desde nuestro punto de vista se ha cometido una injusticia".

Sixto Vallejos en El Equipo de la Mañana