Tal cual lo había anticipado CasildaPlus.com en la tarde-noche del jueves, se hizo efectivo el cambio de autoridades de la Unidad Regional IV. Desde ayer, Claudio Blaser se transformó en el hombre que comandará a las fuerzas de seguridad en la ciudad.

José Luis Amaya y Claudio Blaser.
José Luis Amaya y Claudio Blaser.

Autoridades provinciales, locales y de las distintas dependencias policiales de la región se dieron cita para observar las alternativas del acto protocolar. En primer término, Blaser juró ante José Luis Amaya, el jefe provincial. Y segundos más tarde, se produjo la presentación de Luis Maldonado, quien será el subdirector de unidad.

El nuevo mandamás se expresó en conferencia de prensa y aseguró: "Estoy agradecido por la confianza brindada desde el Ministerio de Seguridad. Tengo más de 30 años de carrera y que nadie le quepa duda que voy a seguir trabajando como desde el primer día, en beneficio de la sociedad". Al mismo tiempo aseguró que se tratará de "una gestión de puertas abierta" y que espera profundizar su relación con todos sus pares del departamento Caseros.

Claudio Blaser se desempeñó hasta hace algunos días como el máximo referente en la Unidad Regional III de Las Rosas. Justamente, ese puesto será tomado por Ricardo Motta, jefe saliente de la Policía de Casilda, quien también hizo una reflexión final en la cual agradeció el respaldo de todos los estratos. "Fue un mandato con aciertos y desaciertos, pero siempre procurando hacer visible mi voluntad de trabajo", se despachó.

El Intendente de la ciudad, Juan José Sarasola, junto al secretario de Seguridad Ciudad, Federico Censi, también participaron del acto desarrollado en la jefatura local. De hecho, en los micrófonos de Radio Casilda, la máximo mandatario contó: "Casi siempre los cambios de autoridades policiales son sorpresivos. Pero estamos aquí para conocer al nuevo jefe y propiciar una pronta reunión en la cual le contaremos cuales son los parámetros de seguridad que pretendemos para la ciudad".

Antecedentes a tener en cuenta

El 31 de mayo de 2007, Claudio Blaser se vio involucrado en el homicidio de un joven cordobés que terminó con su detención. El acontecimiento ocurrió cuando el oficial se desempeñaba como jefe de policía en la localidad de Villa Cañás y obtuvo una orden de allanamiento para intervenir en el domicilio de un sospecho de participar de una serie de robos.

Blaser fue absuelto en 2009.
Blaser fue absuelto en 2009.

Mientras se efectuaba el allanamiento, arribó un auto en el cual se transportaba Víctor Moyano, el hombre apuntado como presunto ladrón. Las crónicas de distintos medios que cubrieron el suceso, aseguran que Blaser abrió fuego sobre el hombre y uno de los disparos le causó la muerte. Luego, durante el juicio, el policía declaró que tomó esa decisión porque Moyano intentó atropellarlo.  

Dos años más tarde, la Cámara 4° del Crimen, decidió absolverlo por el beneficio de la duda, siguiendo la recomendación de la fiscal Laura Batistelli.

No sería el único asunto escabroso sobre el cual es señalado el nuevo jefe de la Unidad Regional IV. Puesto que en su reciente paso por la comisaría de Las Rosas no mantuvo un diálogo fluido con el Intendente de esa localidad y la relación se terminó quebrando. A tal punto que una de las salidas a ese problema, fue el cambio de dependencia.