Por todos los medios y sobre todo de manera masiva en redes sociales se han visto publicaciones de personas que solicitan plasma de convalecientes, es decir, de aquellos pacientes recuperados para coronavirus y que ahora pueden ser de gran ayuda para nuevos infectados. Lo cierto es que el doctor Armando Perichón, director del Cudaio desmintió en Radio Casilda la faltante de este importante insumo para combatir la pandemia.

De todos modos, prefirió comenzar con la actualidad del tratamiento que está en una fase sumamente investigativa. "Es un ensayo nacional, una investigación clínica que se está llevando a cabo en todo el país a partir del Ministerio de Salud de la Nación en donde la Provincia de Santa Fe adhirió y sería muy imprudente de mi parte decir qué resultados estamos viendo porque realmente todavía estamos en pleno proceso de desarrollo de la investigación, son datos de las observaciones que podamos tener a partir de lo que nos dicen los aplicadores o nosotros vamos viendo con los pacientes. Pero en realidad, lo que nos va a dar la certeza final -seguramente el mes que viene o el otro-, será cuando cerraremos el protocolo de ingreso de pacientes y nos sentaremos a evaluar los datos duros, clínicos y estadísticos".

¿A quiénes se le practica la infusión de plasma?

"Es verdad que desde la observación clínica que nos comentan los aplicadores, hay un grupo de pacientes que puede tener un beneficio en la infusión de plasma muy seleccionado" explicó Perichón, y sumó que no el total de quienes padecen con Covid 19 pueden ingresar al protocolo de plasma. "No se aplica en pacientes leves o moderados y tampoco en aquellos internados en Unidad de Terapia Intensiva con respiradores. Los pacientes críticos, el mundo ha demostrado que no tiene ninguna utilidad el anticuerpo que le pasamos a través del plasma".

Evolución de la enfermedad

"La primera semana de evolución de un paciente es un estado gripal común, como muchos, la segunda semana es la que define para donde va a ir el paciente, el 80% va a ir a la resolución de la enfermedad y el 20% va agravar su cuadro. En ese 20% hay un grupo de pacientes que si bien van a requerir internación en las primeras etapas, no van a ir directamente a la Unidad de Terapia Intensiva", indicó.

Pero no fue todo, ya que ponderó: "Son pacientes que van a empezar a desaturar progresivamente los niveles de oxígeno, que tienen una incipiente neumonía bilateral todavía no avanzada, marcadores biológicos que están yendo hacia el progreso y que  comorbilidades, ese grupo tan selecto de pacientes es el que recibe plasma y donde se demuestra claramente que mejoran o por lo menos que paramos la evolución".

A partir de lo mencionado, especificó que "esto tiene la explicación en los niveles en sangre de la producción de anticuerpos por cada uno de estos pacientes. El anticuerpo que nosotros buscamos, es uno que neutraliza el virus y que aparece recién en la segunda semana. Es ahí donde se agravan los pacientes y entonces tienen bajos niveles de anticuerpos propios y nosotros lo que hacemos es aumentar los niveles prestando los anticuerpos de otro, ese es el esquema".

El plasma no es efectivo para la totalidad de pacientes

Armando Perichón remarcó en varias oportunidades esto: "No sirve el plasma para tratamiento compasivo. Esto significa que un paciente crítico en respirador, en grave estado y con fallas multisistémicas. En realidad no le hace nada el plasma y lo que estamos desaprovechando es una unidad de plasma para uno que sí le haría o le podría eventualmente dar un beneficio".

Diferencia con la donación de sangre

"Esto no es donación de sangre, la cual se hace por reposición, por donación dirigida. Eso no es el plasma, el cual necesita ser estudiado de una manera muy prolija, mucho más de alta calidad que cuando trabajamos sobre las unidades de sangre para poder ser entregadas, porque no solamente tenemos que evitar contagiar a un paciente de alguna enfermedad viral que está en el donante, sino que a diferencia de la donación de sangre, tenemos que ir midiendo los anticuerpos, viendo qué estado tiene y seleccionar el mejor para ese ser el donante".

Para cerrar, el entrevistado aseguró que en breve estarán llamando a aquellos que se han anotado para ser donantes. "Nosotros seleccionamos como llamamos -a los posibles donantes de plasma-, no es que no lo llamamos, sino que lo vamos llamando de acuerdo a la necesidad de plasma que estamos teniendo", y agregó: "No hay faltante de plasma".