Hasta la noche del jueves, parecía que las reformas en Nueva Roma marchaban sobre ruedas. La Vecinal anunció un acuerdo con la Municipalidad para trasladar materiales de las obras que gestionaron los vecinos. Pero una facción de vecinos autoconvocados desmintió esta versión con palabras contundentes.

Griselda Lescano, presidenta de la Vecinal, dialogó con Radio Casilda y mostró un marcado conformismo respecto del futuro plan de obras. Además agregó que las dos cuadras que van a comenzar a arrglarse implican a las calles Alberdi y Fray Luis Beltrán y que el trabajo demandará entre dos y tres días. “Lo de anoche fue informarle la situación a los doce vecinos que se acercaron. Al momento colocaron tres luminarias, y la gente está conforme. En Díaz Vélez al 2600 hay una por ejemplo, porque recorrí el barrio ayer”, declaró la titular en el estudio móvil ubicado en la Plaza Colón.

Al mismo sitio concurrió Martín Fanucci, minutos más tarde. El representante de los Autoconvocados dio otra versión. “Estamos totalmente disconformes con la postura de la vecinal. No escucha, y ve todo maravilloso. No es así. No hay máquinas trabajando, hay yuyos, está todo desprolijo. No es todo color de rosas. Los paliativos que surgen son parte de los vecinos Autoconvocados. O estamos representados por la Vecinal. Todo se empieza a mover desde nosotros y ellos después se ven en la obligación de ir”, respondió Fanucci.

En base a lo planteado habrá una nueva reunión, en la que se espera mayor cantidad de concurrentes. Para fines de noviembre se aguarda la llegada del camión proveniente de Córdoba que trasladará los materiales para comenzar las nuevas obras ya que el propio Intendente Sarasola reconoció que por cuestiones climáticas sólo se llevó a cabo el 30% del trabajo.