El sábado en horas de la tarde, un llamado anuncia a los Bomberos Voluntarios de Chabás que en un domicilio de calle Carlos Casado al 1400 se registró una fuga de gran magnitud. Al arribo, los trabajos en conjunto con personal policial y de la Cooperativa de Gas del pueblo, comenzaron con la evacuación de la zona y el corte de suministro eléctrico.

El sector oeste de la comunidad, ya sin electricidad, tuvo que esperar durante horas que el servicio vuelva a restablecerse, teniendo en cuenta que un caño que suministra gas había sido alterado por un particular, de manera tal que el olor se adueñó rápidamente del ambiente y el peligro de explosión era inminente.

En el domicilio del conflicto, se encontraba una mujer con su pequeña hija, según confiaron fuentes policiales el morador en ese momento no estaba en la vivienda. En diálogo con Radio Casilda, Fernando Balbi, jefe de la Comisaria detalló: "En la denuncia radicada por el presidente de la Cooperativa se asevera que la fuga no es accidental sino intencional, aunque no puedo brindar más datos".

Los primeros trascendidos apuntaban a una posible manipulación del morador, para poder ilegalmente conectarse a la red de suministro de gas. Esto quedó detallado en un comunicado expuesto por la propia Cooperativa chabasesense y dice: "Cabe destacar que se trató de un escape de gas provocado por un daño intencional para establecer una conexión ilegal. Se realizó la denuncia policial correspondiente".

Los trabajos para solucionar el problema provocado por este vecino comenzaron a eso de las 18.30 y culminaron cerca de las 22 . Momento en el cuál regresó la electricidad. "Había que tomar todas las medidas posibles, ya que no era algo menor, era de toda peligrosidad para la zona, para toda la manzana. La rápida coordinación entre policías, bomberos y las cooperativas se le pudo ganar a este problema", cerró Balbi.

El comunicado que difundieron desde la Cooperativa.
El comunicado que difundieron desde la Cooperativa.