Una reciente Resolución del Ministerio de Seguridad de la Nación publicada este lunes en el Boletín Oficial de la Nación permitirá un importante beneficio económico a Bomberos Voluntarios del país, entre ellos varios cuerpos de la región.

A través de Resolución 97/2016 se resuelve, según el Artículo 1, destinar “a las asociaciones de bomberos voluntarios, como entes de primer grado, la suma $599.040.000, distribuidos entre 945 cuerpos, correspondiéndole a cada uno $ 633.904,76, con destino a la compra de equipamiento y su mantenimiento, incluida la adquisición de materiales necesarios para su cuidado y protección”.

Este beneficio alcanza a una importante cantidad de cuerpos de bomberos de todo el país. En la región favorece a Casilda, Chañar Ladeado, Chabás, Arequito, Arteaga, Armstrong, Berabevú, Bigand, Bombal, Cañada de Gómez, Carcarañá, Firmat, Fuentes, Los Molinos, Los Quirquinchos, Pavón Arriba, San Jerónimo Sud, Sanford, Villa Mugueta y Zavalla.

La Resolución contempla también favorecer a “entidades de segundo grado provinciales” con la suma de $46.080.000 distribuidos en forma proporcional a sus afiliadas, destinados para gastos de funcionamiento” y para “gastos de capacitación de los cuadros de Bomberos Voluntarios y Directivos de las instituciones”.

También se destinan fondos para la Dirección Nacional de Protección Civil, el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios, el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios, la Dirección de Control de Bomberos Voluntarios y Organizaciones No Gubernamentales (Ongs), entre otros.

“Los pagos se efectuarán conforme a los ingresos que se registren en la cuenta recaudadora del Banco Nación y de acuerdo con las cuotas de compromiso y devengado que se otorguen para cada trimestre del corriente ejercicio en la partida presupuestaria mencionada”, indica la norma.

Y agrega que se le dará prioridad a “aquellas instituciones que hayan acreditado íntegramente en tiempo y forma el cumplimiento de sus obligaciones, iniciándose las transferencias por las provincias que disponen de una menor cantidad de entidades para dar respuesta al apoyo a la Ayuda Federal que pueda resultar necesaria en el supuesto de convocarse su participación, a requerimiento de la autoridad de aplicación, frente a desastres de gran magnitud naturales o causados por el hombre”.