No se lo olvida más. Ni él ni el pueblo canalla borrarán ese momento de su memoria. Damián Musto el guerrero de mil batallas del mediocampo de Rosario Central tuvo su última vez en el Gigante en donde pudo despedirse a lo grande antes de irse a México.

La 2006 de Alumni en el Gigante con Musto.
La 2006 de Alumni en el Gigante con Musto.

En un 3-3 vibrante ante Talleres que sirvió omo una excusa, el '5' transpiró camiseta auriazul y fue ovacionado antes y después del juego por los miles de hinchas que se dieron cita en Arroyito para, en el Día de la Bandera, rendirle tributo a una de sus banderas en la cancha.

La familia completa, sus amigos de la infancia y hasta la categoría 2006 del club Alumni, donde Musto hizo su formación humana y profesional, y equipo del cual es hincha, viajaron desde Casilda para darle un último aliento antes que se vaya a jugar al Tijuana azteca donde los espera Eduardo Coudet.

Muy emocionado, el casildense rompió en llanto cuando se retiraba hacia el túnel y tiró la camiseta a los hinchas que se quedaron a esperarlo. Junto a su compañero Gustavo Colman, entregó un testimonio en caliente que quedó reflejado por el canal de prensa oficial de Rosario Central.